IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

Hermandad
Fecha de construcción
Estilos artísticos

La orden de los Carmelitas Calzados llega a España en 1331. Entre 1306 y 1320 se bendice el Convento del Carmen situado en el alto del mismo nombre de la localidad de Gibraleón. Este convento fue fundado por los Infantes de la Cerda, más concretamente por el nieto de Alfonso X el Sabio, el Infante Alfonso de la Cerda dos años antes de su muerte.

En un principio el Convento de los Religiosos Calzados de Nuestra Señora del Carmen se encontraba en las afueras de la Villa aunque con la expansión de ésta pronto quedó unido.
Al ser fundado el Convento por una persona relacionada con la familia real de Castilla el Convento tenía una serie de privilegios como cobrar el arrendamiento de las tierras colindantes y de las casas que estaban pegadas al Convento,estos privilegios son aún recogidos cuando un sacerdote de Gibraleón pasa información al Geógrafo Real Tomás López cuatro siglos más tarde.
Pero el convento del Carmen olontense no solamente será el primero en lo relacionado a la congregación del Monte Carmelo en España.

Otra de sus curiosidades es que entre sus paredes se creó la primera Hermandad de Nuestra Señora de la Concepción que existió en España, y la Virgen es sacada en procesión en la Festividad del Corpus luego cuando llega su festividad se le realiza una octava y es sacada en procesión durante su día siendo devuelta luego a la capilla del Convento.
Contaba el Convento con un arco muy grande y con el Escudo de las Armas Reales de los Infantes de la Cerda en sus muros.
Esta es parte de la Historia del primer Convento carmelita de la provincia de l Bética y uno de los primeros de España en cuanto a frailes carmelitas, donde se fundaron la primera Hermandad de la Virgen del Carmen la cual tenia su octava y era sacada en procesión el día de su festividad y la Hermandad de la Inmaculada Concepción.
Hoy del Convento solamente queda la Capilla y su puerta que han visto el devenir de los tiempos,hoy vemos una pequeña Iglesia pero esa Iglesia fue la Capilla de un Convento cuyas tierras se expandían por la Huerta de la Fuente y por otros lugares de la localidad olontense.

Hoy en día los muros del Convento custodian al Santísimo Cristo de la Sangre, Alcalde Honorario y Perpetuo de la Villa de Gibraleón, obra del imaginero sevillano Antonio Castillo Lastrucci, que vino a sustituir al crucificado del círculo de Roque Balduque de mediados del XVI de corte manierista destrozado durante los disturbios de la Guerra Civil, fue quemado junto a otras imágenes en el lugar que hoy ocupa el patio del Colegio Cervantes.
Además comparten el templo la Virgen de la Soledad, perteneciente a la Hermandad del Cristo de la Sangre también, obra del escultor ayamontino Antonio León Ortega y una imagen de la advocación que da nombre a la Iglesia.La Virgen del Carmen

Tras la última restauración de la Iglesia se tuvo la feliz idea de eliminar la escalinata existente por la cual se subía al lugar que ocupaba el Cristo, el Cristo se bajó y estuvo varios años con la pared desnuda, hasta que en este año la hermandad ha empezado a montarle el retablo que se merece, esperemos que muy pronto esté al completo. Así mismo con la última restauración de la Iglesia la puerta recuperó su aspecto original.
Esta es una breve historia del primer convento Carmelita que existió en España

Su extensión abarcaba toda la manzana de lo que hoy es el Alto del Carmen. Constaba de una huerta y de un pozo que abastecía del agua necesaria, tanto para el consumo de los frailes, como para el regadío de la huerta. Además del claustro central, en los laterales disponía de las distintas dependencias junto con las celdas de los frailes. En los antiguos documentos se afirma de la existencia de la vivienda palaciega de los Señores de Gibraleón y fundadores del convento, las cuales estaban anexionadas a dicho convento.

Fue construido en el estilo propio de la época, el Gótico, del cual solo se conserva la portada a la entrada de la Iglesia del convento, Tras varias reconstrucciones, llegó a tener algo del estilo mudéjar en la techumbre, y del estilo renacentista, pues las mayores obras y reconstrucciones se realizaron en el siglo XVI. Tras varias reconstrucciones posteriores, sobre todo e el siglo XVII, a causa del asedio portugués, disfruto de algo del barroco, del que solo queda algunas reminiscencias, mezcladas con otras del manierismo.

De todo ello a penas se percibe mucho a causa de las diversas reconstrucciones del edificio, de las que algunas de ellas se hicieron a mediados del siglo XX y años sesenta.

  • Antiguamente fue capilla del Convento de Nuestra Señora del Carmen de la Orden de los Carmelitas Calzados de Gibraleón, siendo el primer Convento de dicha Orden fundado en España. Fue fundada en 1295 por los infantes de Castilla Don Alfonso de la Cerda Nieto de Alfonso X el Sabio y Doña Madalfa, nieta de Luís, Rey de Francia. Esta iglesia es la sede de la ilustre Hermandad del Cristo de la Sangre y la Santísima Virgen de la Soledad, desde donde realiza estación de penitencia el Jueves Santo.
  • La Iglesia de Nuestra Señora del Carmen tiene estilo gótico-mudéjar de 420m2 de superficie.
  • Aquí estuvo enterrado D. Alfonso de la Cerda, ante el Altar Mayor de la Capilla en la parte baja de la misma, cuyo sepulcro lo cubría una gran losa de mármol negra con una inscripción que fue rota y separada de su lugar en julio de 1.936, más adelante esta losa a sido colocada a la entrada de la puerta. Los restos del Infantes ya no se conservan en su sepulcro por haber sido trasladados a Francia, es decir, que en la actualidad no se encuentran los Infantes enterrados aquí, aunque existe la Leyenda que la lápida que hay en la entrada de la Iglesia es la del sepulcro de ellos. 
  • Este Convento fue dotado de muchas haciendas y lo componían 30 frailes Carmelitas.

BIBLIOGRAFÍA: Todo sobre Gibraleón | Pasión en Sevilla

GALERÍA GRÁFICA